Informe del CNTV: El Congreso no puede tener canales de TV Abierta.

Responsive image
Foto: Congreso Nacional

El informe señala que el Congreso Nacional está inhabilitado para tener una concesión de Televisión Abierta.

Por muchos años CDTV y TV Senado (TVS) transmite su señal por medio de la televisión de pago, informando a los ciudadanos sobre la discusiones de leyes y agendas políticas de comisión mixta. además de una nutrida programación cultural y educativa.

En 2017 la Cámara de Diputados estrena su señal de TV Digital en Valparaíso, Santiago y Concepción. tiempo después se sumaría TVS. Este es el anhelo de ambas legislaturas transmitir de manera gratuita y de libre recepción, la agenda del congreso nacional y de informar sobre las leyes que se están discutiendo.

Sin embargo, ese sueño de tener un canal de nivel nacional podría frustrarse debido al informe elaborado por el Consejo Nacional de Televisión (CNTV) que concluye que el Congreso Nacional no puede tener una señal abierta de libre recepción.

Según informa El Mercurio El documento fue realizado luego de que ambas cámaras postularan de manera conjunta por una concesión televisiva a nivel nacional. El proceso tiene el costo de los estudios de factibilidad técnica realizado por el ingeniero a cargo del proyecto.

El rechazo está contenido en la nota técnica “Imposibilidad legal de otorgar una concesión de radiodifusión televisiva al Congreso Nacional”, y en el informe en derecho redactado por el abogado Francisco Zúñiga, denominado “Participación del Congreso Nacional en concurso de concesiones de radiodifusión televisiva del Consejo Nacional de Televisión”.

En los documentos se desarrolla una relación de las normas que rigen la opción de operar estaciones de televisión, tal como se expresa en el artículo 12 de la Constitución, cediendo esa posibilidad al Estado, las universidades y demás entidades que determine la ley.

Esa norma es complementada con la obligación de ser personas jurídicas de derecho o público o privado (art. 18 Ley 18.838). Ahí se sustentaría la imposibilidad de dar una concesión de televisión abierta al Congreso, al establecer en el punto 3 de la nota técnica que el Parlamento “no cuenta con personalidad jurídica y patrimonio propio”. La inobservancia de eso “importaría apartarse del principio de juridicidad administrativa, incurriendo en nulidades de derecho público”.

Califican como “Situación anómala”

Además trata de una “situación anómala” en el punto siete del informe, al plantear “que derivaría del otorgamiento de una concesión al Poder Legislativo, que a través de la Cámara de Diputados ejerce funciones de fiscalización sobre el CNTV y, que mediante el Senado, conforma la integración del CNTV”.

En la página 19 del texto se lee que de considerar la “opción de postulación del Congreso Nacional o de cualquiera de sus cámaras en un concurso de otorgamiento de concesiones de radiodifusión televisiva, no como representante del Estado de acuerdo a la previsión constitucional, sino como una persona jurídica de derecho público, resulta que no reviste tal calidad (…)”.

Por lo anterior, el Senado está redactando un contrainforme en derecho en respuesta al CNTV; lo propio podría hacer la Cámara, previa consulta a su comisión de Régimen. En el Congreso señalan que los argumentos esgrimidos carecen de sustento jurídico.

Por el momento, ambos canales emiten de manera experimental en las ciudades mencionadas anteriormente.